SIDDHARTA-HERMAN HESSE

SIDDHARTA DE HERMAN HESSE

Por Neocórtex

 

Todos en la vida, siempre buscamos una forma de comprender todo aquello que nos ocurre e intriga, cuando tenemos las cosas, a veces no estamos conformes con ellas, siempre en busca de tu verdadero yo, de encontrarte a ti mismo; para ello muchos de nosotros nos dedicamos a vagar, en busca de aquello que nos hace sentir bien, todos en la vida buscamos un OM, en una búsqueda frenética en donde a veces dejamos muchas cosas buenas o malas, para lograr ser mejores, dejamos aquello que somos, por lo que deseamos ser,  para encontrar la razón de nuestra existencia; para escapar de nuestros problemas y para buscar los bienestares.

Es entonces cuando nos adentramos en la estructura de la vida misma y tenemos que ponernos en un balance entre aquello que nos hace felices y aquello en lo que hacemos felices a los demás, pero aún más importante todo aquello en lo que nos hacemos felices en un intrínseco amor mutuo y propio.

Habrá tiempos en los que seremos egoístas y buscaremos siempre satisfacernos, dejando a nuestros seres queridos, como lo hizo Siddharta, que al principio de su existencia fue egoísta, tratando de ir en la búsqueda del conocimiento, siempre para satisfacerse a sí mismo, buscando siempre el conocer de todas las cosas, aprender de todo y de todos, para encontrar la felicidad; Pero la felicidad no se encuentra en el conocimiento, se encuentra en sentir las cosas, dejarnos llevar por nuestros sentimientos, claro que encontraremos el odio, la desdicha, la infelicidad, pero detrás de tan puros sentimientos, también encontramos muchas cosas buenas.

 Muchos en la vida nos plantearán cosas que debemos de hacer, en un tiempo, nos dedicaremos a ubicarnos en el origen de nuestro ser, en dejar todas las cosas mundanas, todo aquello que nos obliga a apegarnos a la tierra, y pensaremos que sólo son cosas, afrentas de la vida que hay que superar, hábitos que habrá que cumplir al pie de la letra, tener un orden en la vida, ser disciplinados, aunque quizá esto no pueda atraernos la felicidad, si no en cambio pensar, que estamos inmersos en un mundo de disciplinas y apegos hacia aquello que muchos de nosotros no entendemos, que sólo se nos es impuesto, que no alcanzamos a comprender o no estamos satisfechos con ello.

Algunos otros pensarán que la razón de la felicidad está en la búsqueda siempre de la razón de nuestra paz interior, satisfacer el ser que llevamos a dentro para convertirnos en Gotamas, encontrando la sabiduría que nos puedan obsequiar los demás, para seguirles a aquellos que tienen el conocimiento, para así tener conciencia de todo y encontrar la felicidad, pero también la paz interior no es un hecho claro de felicidad, puede que estés feliz contigo mismo, pero que no tengas el amor de las personas, de tus seres queridos, aquellos que te dan fuerza y voluntad, debemos siempre de sentirnos apreciados por los demás, tal vez signifique que somos felices.

Otros en cambio pensarán que estamos en un mundo en donde siempre debemos de aprovechar las cosas que nos da dios, debemos de sentir los placeres carnales, siempre en una búsqueda de la satisfacción, de ser siempre en valor de uno mismo, de siempre explotar todo lo que podamos para ser felices, pero estas personas también dependen de los demás para encontrar la felicidad y quizá aquello que piensan que es felicidad en realidad no lo es, si no sólo satisfacciones pasajeras que asocian con la felicidad, pero que en realidad su alma está llena de penas que tratan de satisfacer con placeres, placeres que están dispuestos a comprar y a comerciar.

Otros, sin embargo, dedicarán su existencia a convivir con los demás, a tratar siempre de ayudar a las personas en desgracia, de ser siempre buenos, de querer siempre estar felices, de tratar de ser lo mejores seres posibles, pero quizá tampoco esto es felicidad, si no una forma de vivir de los demás, siempre dando amor, pero no esperando a recibir el propio, de buscar que les den amor y sólo buscar siempre el darlo, pero no preocuparse en recibirlo.

Mas sin embargo todos tenemos siempre cosas comunes en nuestra existencia, todos estamos siempre pendientes de la búsqueda de la felicidad, ¿Será a caso que Siddharta encontró la felicidad?, ¿Será la misma felicidad la de Siddharta que la nuestra?, ¿Será que la sabiduría es un hecho claro de felicidad?

 Para muchos de nosotros la felicidad son cosas diferentes, para muchos el amor, otros el dinero, otros las satisfacciones de todo tipo, está en nosotros al igual que en Siddharta, avanzar en un camino llamado vida; puede que tenga piedras, ríos, montañas o hasta arcoiris, sólo nosotros los sabremos, quizá alcancemos la felicidad y la paz personal como lo hizo Siddharta, quizá no, sólo está en nosotros en contestar esa pregunta, que en muchos momentos de nuestra existencia a acosado nuestros pensamientos.

Acabaré diciendo: traten de ser felices, traten de llevar en la vida un balance perfecto entre las cosas que son y las que quieren ser, entre el amor personal y el amor de nuestros seres queridos, entre el ser un hombre de bien y vivir para el propio bien, entre el amar y el odiar, entre el querer y el merecer ser querido, entre el bien y el mal. Quizá esto no pruebe nada, quizá te lo diga todo, para saberlo tendrás que pasar mucho tiempo esperándote y esperando a los demás, sin ser dependientes de ellos.

Para saber qué es lo que encontraste en el camino, si llegaste a donde querías llegar  y si en realidad valió la pena sacrificar todo lo que sacrificaste, es entonces cuando sabrás si te convertiste en Brahaman, Samana, Humano o si encontraste la felicidad.

 

http://www.finetune.com/player/FineTuneShell.swf?autoplay=true&playlist=p1301028elrincondelguitarrista.spaces.live.conm

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ensayos.. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a SIDDHARTA-HERMAN HESSE

  1. Ruth dijo:

    Grax por los comentarios. =DAqui un poco del porque me gusta mas la antigua Stars Wars:Cuando salio la 1a trilogía fue una verdadera revolución. En la reciente trilogía, no hay un personaje entrañable o carismatico tipo Han Solo o Luke, me parece descolorido el joven Obi-Wan ( a pesar del actorazo de Ewan) y en cambio nos dieron al odioso Jar Jar Binks. La historia ya se sabia, no habia el elemento sorpresa de oir algo asi como : "Luke I\’m your father", y sobre todo que ¡existía! Darth Vader. Pero bueno, yo respeto los gustos de todos y seguro que tú encontraras cosas que te gustan más en los capitulos I,II y III.12 Monkeys. La ví, interesante historia pero no la considero de mis favoritas, siendo un poco trivial te comentare que fué la úlltima pelicula donde vi el rostro bonito y natural de Madeleine Stowe, porque en We were Soldiers esta irreconocible. (que envidiosa vdd?)Saludos y suerte

  2. H kandy dijo:

    que bien jamas me imagina un space personal dedicado a herman hesse que bueno que al igual que yo esista mas gente interesada en este genio ….QUEBueNOs GUStoS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s